AVED

julio 15, 2016

cropped-aved.jpgAcerca de la AVED

La Asociación Venezolana de Educación a Distancia (AVED), creada en el año 2004 está concebida como una organización sin fines de lucro, orientada a difundir las bondades de la Educación a Distancia (EaD) con el apoyo de las tecnologías. Nuestra tarea consiste en congregar a todos aquellos Docentes, Profesionales, Colaboradores e Interesados en la EaD, así como relacionarnos con las organizaciones dedicadas a la innovación educativa, tanto nacionales como internacionales para producir intercambios  y profundizar el estudio de esta modalidad.

La iniciativa de crear esta Asociación parte de los docentes de la Universidad Central de Venezuela, Universidad Nacional Abierta, Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, Universidad Católica Andrés Bello, Universidad Simón Bolívar y Universidad Nacional Experimental del Táchira, quienes asumieron este reto, Por ello desde el 16 de febrero de 2004 lo asumimos y estamos avanzando.

Nuestros objetivos

La AVED en su filosofía organizacional orientada a la apertura, inclusión y valorización de la calidad de los procesos educativos a distancia, desarrolla acciones dirigidas a:

  • Fortalecer el colectivo de Docentes, Profesionales y Colaboradores vinculados con la EaD.
  • Asesorar en materia de EaD a personas y organizaciones que así lo demanden.
  • Realizar, apoyar y participar en eventos nacionales e internacionales asociados a la EaD.
  • Ofertar y promover oportunidades de formación y capacitación.
  • Desarrollar proyectos de innovación educativa.
  • Estudiar y promover el conocimiento, análisis y aplicación de las tendencias en EaD

Nuestros Principios

  • Pertinencia: implica la vinculación de los programas que se generen por parte de la AVED con los problemas y necesidades reales identificadas en el contexto social.

  • Flexibilidad: Implica una dinámica permanente entre los aspectos que se tomaran en cuenta en los programas desde los ámbitos pedagógicos, socioculturales.
  • Participación: implica privilegiar las formas de comunicación propias de las comunidades científicas y profesionales, de manera que la práctica pedagógica sea fundamental con la interacción y proyección social, como sujetos de saberes, en posición interactiva para la apropiación del conocimiento, de la información y la cultura.